EL CUARENTA ANIVERSARIO DEL REAL CLUB DE CAMPO DE CÓRDOBA SE HA DEJADO NOTAR POR EL INCREMENTO DE PRACTICANTES DE GOLF Y LICENCIAS FEDERATIVAS

Félix Ortiz, maestro-profesional de la instalación, destaca que «la apertura a la ciudad fue un éxito», de ahí que «hayan crecido los bautismos de iniciación», que «seguro tendrán otro repunte tras unos Juegos Olímpicos que ayudarán a quitar la etiqueta de deporte elitista»

Hace 40 años el golf se abría camino en Córdoba con el ahora Real Club de Campo. En aquel incipiente club ya estaba Félix Ortiz, a con sólo nueve años de edad comenzaba a dar su primeros hierros en el corazón de Sierra Morena. Hoy en día es uno de los maestros-profesionales encargados de formar a nuevos golfistas y hacer progresar a aquellos que en el último año se ha reenganchado a este saludable deporte del que en Córdoba se puede disfrutar en plena naturaleza.

Para Ortiz «el cuarenta aniversario del Club se ha dejado notar por el incremento de practicantes del golf y licencias federativas». De hecho estima que el primer semestre de 2016 «se habrán dado de alta unas sesenta licencias para ganar cerca de un centenar de practicantes que vienen a tirar bolas».

En ello también ha tenido mucho que ver la decisión que tomó el consejo de administración de «apertura a la ciudad», que ha sido «todo un éxito», ha destacado el profesional. «Creo que antes había mucho desconocimiento y poca información del golf, que es más accesible de lo que podía imaginar el aficionado, tanto a nivel económico como a la hora de practicarlo aquí» en Los Villares.

El salto de calidad que darán los Juegos Olímpicos

Además Félix Ortiz considera que, a corto plazo, habrá otro factor decisivo, porque «con los Juegos Olímpicos seguro que habrá otro repunte», porque el «hecho de que el golf sea olímpico aumentará el número de aficionados a nivel mundial». Una circunstancia que «redundará en más practicantes y ayudará a quitarle ese etiqueta de deporte elitista que arrastra».

Veinte años impartiendo clases entre Sevilla (Zaudín y Hato Verde) y Córdoba, convierten a Félix Ortiz en una voz autorizada para pulsar la salud de golf. Afortunadamente «los bautismos de iniciación crecen» en un sector de la población entre los 40 y 50 años de edad, a los que incorporan «muchos chavales arrastrados por amigos o por vivir el golf en casa».

Una incipiente cantera

Precisamente en los dos últimos años los triunfos de la cantera del Real Club de Campo se han reproducido, aunque Félix es cauto al comentar que «para ver los resultados reales de los chavales hay que esperar más tiempos, pero se va por el buen camino. Pronto tendremos jugadores a nivel nacional» que seguirán los pasos de los hermanos Pastor, Marcos y Víctor, fundamentalmente.

«El diseño de nuestro campo hace que los que se aprenden a jugar aquí, luego destaquen en cualquier campo por la dificultad del nuestro», ha subrayado el profesional. Ahí están los José María Alberti, Falete Navas, José Manuel Ortiz, Miguel Ángel Crepín o Fernando Concha, que «pueden llegar a tener un gran nivel de juego como Carmen Belmonte, que sigue a un nivel alto pese a que el cambio de categoría por su edad le haya hecho más duro este año, pero en Andalucía y España hay mucho nivel entre las infantiles».

De esta forma el golf gana enteros en la capital, en la que Félix Ortiz ha insistido que «pretendemos que la sociedad cordobesa se dé cuenta que el Real Club de Campo no cierra sus puertas a nuevos jugadores, sino todo lo contrario. Queramos que el golf se entienda como un deporte más dentro de la oferta deportiva de la ciudad». Así que, con casi medio año por delante, la instalación se alía con el verano como la mejor época para potenciar sus bautismos promocionales gratuitos, porque con tres horas de clases cualquier cordobés, sin olvidarse de las chicas, tienen la oportunidad de vivir una experiencia única y engancharse al adictivo mundo del golf.

ATT00065 Felix Ortiz swing

Los comentarios están cerrados.